Olivas verdes chafadas



Olivas verdes chafadas

A mediados de septiembre, en la zona del Bajo Aragón, están ya en su punto de maduración las olivas verdes tipo "sevillanas". Estas olivas son bastante más gordas que las negras y se recogen en un espacio de quince días o tres semanas. Una vez clasificadas por tamaños, en el mismo día se ponen en agua y sal, evitando así que pierdan el color verde vivo. A partir de este momento comienza la fermentación de forma natural, solamente con agua y sal. Una vez chafadas estarán listas para envasar. Los primeros días estas olivas tendrán el sabor característico de las exquisitas olivas nuevas, y que en el mismo tarro continuará la fermentación. Es posible que aparezca una capa blanca en la superficie, sólo es necesario lavar las olivas con agua. Deberán cogerse del tarro con un cucharón limpio de madera para la buena conservación de las aceitunas.

Quien conoce este tipo de oliva sabe que es un manjar para el paladar, sobre todo los primeros días que tienen ese sabor fuerte a oliva "sevillana"